¿Qué pasa en el vecindario? Desde Guatemala una propuesta de paz para Colombia

“Para combatir la guerra con una posibilidad remota, pero real de éxito, es necesario comenzar por reconocer que el conflicto y la hostilidad son fenómenos tan constitutivos del vínculo social, como la interdependencia misma, y que la noción de una sociedad armónica es una contradicción en los términos. La erradicación de los conflictos y su disolución en una cálida convivencia no es una meta alcanzable, ni deseable, ni en la vida personal – en el amor y la amistad – ni en la vida colectiva. Es preciso, por el contrario, construir un espacio social y legal en el cual los conflictos puedan manifestarse y desarrollarse, sin que la oposición al otro conduzca a la supresión del otro, matándolo, reduciéndolo a la impotencia o silenciándolo.” Estanislao Zuleta, Sobre la guerra”

Por: Maiza y Achiote Colectivo Agrario Abya Yala & Henry Valencia – Mi Comuna 2

En Colombia con la negociación del conflicto armado que dio inicio a finales de 2012, entre el gobierno nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejercito del Pueblo, FARC-EP, se habla de nuevo de la solución política al conflicto armado y se reconoce que esta transición hacia el fin de la guerra se desarrollará a través de un proceso de “Paz Territorial”(1).

La pregunta sobre qué va a pasar con los ex guerrilleros y las ex guerrilleras cobra vigencia ante la incertidumbre posterior a la dejación de armas, en una etapa decisiva del proceso con las FARC-EP donde se discuten los términos del cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y las garantías para el ejercicio político de los excombatientes. Además, ante la nueva mesa de diálogos con la guerrilla del Ejercito de Liberación Nacional, ELN (2) el panorama político y social en el país presenta nuevos desafíos y sobretodo mucha creatividad.

Las negociaciones con las insurgencias avanzan bajo la premisa del gobierno nacional que enfatiza que el modelo de desarrollo económico no será discutido, ni la doctrina militar revisada. Por su parte los conflictos sociambientales y las amenazas a los territorios ecológicamente mas frágiles siguen aumentando generando desplazamiento y destrucción del tejido social (3). La “Paz” se discute en medio de las profundas brechas de desigualdad, los niveles de violencia más allá del conflicto armado disparados, un sistema de seguridad social que complice de la muerte indigna, como ejemplos de la famélica democracia en Colombia sustentada en la injusticia(4)

Frente a la pregunta sobre qué va a pasar en el escenario de los post-acuerdos para la finalización del conflicto, con los miles de ex guerriller@s y al desafío de vernos como colombian@s, entendiendo las diferencias ideológicas y políticas como parte de nuestra historia común, es fundamental adoptar una visión en donde los conflictos sean ahora tramitados por las vías políticas y no por las armas, teniendo mas y mejores conflictos (5) superando la hoy día tradición de la violencia y la eliminación simbólica y física del opositor visto como “enemigo”. Estamos frente al desafío de vernos al espejo más allá del intervencionismo, la doctrina militar y la espalda de las élites a las necesidades de las mayorías. Es la historia por cambiar entre todas y todos.

Dos países que comparten algo mas que la banana y el tabaco

“La Comisión ha comprobado que la responsabilidad del 93% de las violaciones [de Derechos Humanos y hechos de violencia] registradas recae sobre el Estado de Guatemala, incluyendo en esta categoría el Ejército Nacional, las PAC, los comisionados militares, otras fuerzas de seguridad del Estado y los escuadrones de la muerte. En el 3% de las violaciones la CEH ha comprobado la responsabilidad de la guerrilla y en el 4% de otros grupos y/o sin identificar” Guatemala Memoria del Silencio, Comisión del Esclarecimiento Histórico, p.324

Colombia y Guatemala son dos países azotados por violencias sin tregua, que con diferentes formas y diferentes actores mantienen características similares heredadas de las tendencias conservadoras propias de la Colonia, que han impuesto sus lógicas a sangre y fuego a través de la historia republicana y que reproducen estructuras de inequidad sustentadas en el “poder de la de tierra”, de manera similar al resto de países de Nuestra América. Compartir historia común nos nos permiten indagar en las experiencias que pueden ser inspiradoras.

En Guatemala, un país con similitudes geográficas a las colombianas vivieron en conflicto armado durante 36 años. En 1996, después de 5 años de negociaciones, la insurgencia reunida en la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca, URNG, y el gobierno firmaron la salida política al conflicto armado. Muchas de los acuerdos en palabras de los actores y de los analistas se han incumplido y temas claves para el país como la reforma agraria quedaron enterrados. (6) En las calles de la capital del país se evidencia el clamor por la verdad, la justicia y el castigo a los victimarios, especialmente exigencia de justicia frente a la violencia Estatal y la participación de los militares.

Sin embargo como un homenaje a la vida afloraron propuestas esperanzadoras para nuestro continente y para este país centroamericano de hoy 16 millones de habitantes y de una extensión territorial 11 veces más pequeña que la de Colombia, de las cuales es especialmente inspiradora la Cooperativa Nuevo Horizonte (7). Este proceso nace en 1999 como apuesta para la vida digna, como un proyecto de propiedad colectiva de la tierra y de materialización civil de los valores revolucionarios que construyeron en la lucha armada ex combatientes de las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR). Actualmente son una importante propuesta de organización reconocida a nivel nacional e internacional, basada en el amor al territorio y protección de la biodiversidad, en los antiguos caminos de la guerra, en la majestuosa y mística selva Maya del Petén.

Nuevo Horizonte se constituye como una Cooperativa Integral Agrícola que basa en los componentes productivos de ganadería, agricultura diversificada, agroindustria, turismo solidario, comercialización y crédito entre otros, el bienestar socioeconómico de las personas que integran esta comunidad de las cuales, gran parte fueron alguna vez guerriller@s que luego de los diálogos de paz en Guatemala, deciden conformar una experiencia de vida donde se materialicen los deseos de vida digna, se siga construyendo su apuesta política y se camine en la de construcción de otros mundos posibles.

En la Cooperativa Nuevo Horizonte resaltan las propuestas de reforestación de más de 145 hectáreas de bosque con la especie Pinus Caribea, pino nativo guatemalteco, así como la protección y manejo ecológico del Bosque de la Vida, revestido con especies majestuosas como las Ceibas, hoy día exóticas en la región, dado que como lo contaba “El Gato”, uno de los asociados, con la firma de la paz los terratenientes “volvieron potrero y metieron ganado a todo lo que antes era selva”. Hoy esta comunidad se ve amenazada por extractivismo que ve en las fértiles tierras del Petén, el lugar propicio para implementar modelos de agroindustria a través de la palma aceitera, producción agrícola que en la historia de nuestro continente ha estado ligada al despojo, al acaparamiento de tierras y al neoliberalismo.

Los proyectos productivos comunitarios de pesca, ganadería y producción agropecuaria son otro ejemplo inspirador para hacer posible cambiar las armas por el trabajo digno en un territorio. El museo de la memoria del conflicto y de su participación en la guerra, sus escuelas y pedagogías propias, la bella organización del caserío donde habitan los excombatientes y la apuesta por el turismo solidario como forma de activar la economía de los asociados en la cooperativa, es un ejemplo valioso de la capacidad de transformar del ser humano. Sin embargo y como ejemplo de los problemas no resueltos, en la Cooperativa las tierras no han sido saneadas y entregadas legalmente a la comunidad lo que demuestra como esta propuesta inspiradora sigue luchando (8)

Es posible salir de la Guerra

Con la firma de la paz en Guatemala o El Salvador, en Irlanda del Norte o Sudáfrica se demuestra que las sociedades que han iniciado conflictos armados, no están destinadas a la guerra como predestinación natural; sin embargo, se evidencia la necesidad de cumplir los acuerdos, por parte de los Estados, apuntando a la eliminación de las causas que originaron el conflicto, para no repetir dolorosas situaciones como las que hoy día enfrentan países como El Salvador donde el conflicto social no resuelto con los acuerdos de paz y el incumplimiento de las élites tiene sumida a la población en una violencia estructural al servicio de intereses económicos ilegales que van desde el tráfico de personas y el sicariato, hasta la conexión directa con los carteles del narcotrafico.

La experiencia Cooperativas como Nuevo Horizonte son muy importantes para el caso colombiano que actualmente discute en la Habana con las FARC-EP y en la mesa con el ELN las formas de construir escenarios más allá de la guerra en los territorios. Esta experiencia local es reflejo de la lucha que emprendieron los ex guerrilleros y ex guerrilleras guatemaltecas para construir y proponer nuevas formas de relacionarse con la tierra y de proponer construcción de Estado a partir de la apropiación colectiva de los territorios.

Para Colombia, especialmente para las élites es fundamental reconocer el potencial social, económico y de protección de la vida que pueden surgir de los territorios donde se ha desarrollado la guerra y de las capacidades de los ex combatientes en la construcción de una Nueva Colombia. Para las insurgencias, especialmente para sus bases armadas y políticas es muy importante conocer inspiradoras experiencias como las de la Cooperativa Nuevo Horizonte que les permita sumar creativamente a la salida al conflicto social en el país desde una perspectiva que reconozca las crisis simbólica, ecológica, económica y civilizatoria a la que asistimos como humanidad.

  1. Ver “preguntas y desafíos sobre la construcción de la paz territorial en Colombia” https://somosunamerica.org/2016/03/15/la-construccion-de-paz-territorial-en-colombia
  2. Ver agenda entre el gobierno nacional y el ELN http://www.eltiempo.com/politica/proceso-de-paz/agenda-proceso-de-paz-con-el-eln/16550000
  3. Para poner en contexto los conflictos sociales no resueltos Ver Caminata pacífica de la asociación de concejos comunitarios del norte del Cauca ACONC https://somosunamerica.org/2016/04/27/caminata-pacifica-de-la-asociacion-de-concejos-comunitarios-del-norte-del-cauca-aconc/
  4. Ver Estadísticas del Informe Basta YA! Para contextualizarse sobre las cifras escandalosas del conflicto armado en Colombia http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/micrositios/informeGeneral/estadisticas.html
  5. Ver Sobre la Guerra de Estaninlao Zuleta http://colectivoagrarioabyayala.blogspot.com.co/2010/09/proposito-del-jubilo-por-la-guerra-en.html?m=1
  6. Ver balance de los acuerdos en Guatemala a los 10 años de suscritos. Los especialistas y la experencias demuestra que en la primera década de los postacuerdos es donde se construyen la base de lo pactado. http://www.europarl.europa.eu/meetdocs/2004_2009/documents/fd/droi20071126_guatemala_003/DROI20071126_Guatemala_003es.pdf
  7. Ver reseña del Proceso de la Cooperativa y sus logros en: http://coopnuevohorizonte.org
  8. Ver comunicado: “Por la Defensa de Nuestros Territorios instamos a la legalización y saneamiento de las tierras de la Cooperativa Nuevo Horizonte https://somosunamerica.org/2016/03/15/guatemala-por-la-defensa-de-nuestros-territorios/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s