“Movimiento estudiantil en Colombia, un reto permanente”

Entrevista al ex representante estudiantil de la Universidad Libre, Luis Carlos Montenegro Almeida, hoy Abogado del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo en Colombia.

¿Cuál es la importancia del movimiento estudiantil en las transformaciones sociales y constitucionales?

El movimiento estudiantil en primera medida tiene una trascendencia histórica que ha marcado grandes cambios en diferentes sociedades del mundo, en ese sentido el movimiento estudiantil nace de las entrañas de las exigencias justas sociales que tienen las poblaciones que son afectadas por políticas económicas que han primado en el siglo XX y XXI, por lo tanto el movimiento estudiantil de Latinoamérica o del Abya Yala, ha considerado necesario un diálogo entre las nociones de movimiento estudiantil europeo y el propio latinoamericano; el Círculo de Viena y la Escuela de Frankfurt propiciaron con Theodor Adorno y Max Horkheimer unos lineamientos políticos que vinculaban a los estudiantes a ser los interlocutores críticos de las crisis sociales económicas y culturales que se estaban viviendo en 1960 en toda Europa, mientras tanto en Argentina por ejemplo el movimiento Peronista contaba entre sus filas amplios sectores estudiantiles conscientes de la necesidad de cambios estructurales en cómo se impartía la educación en su país (resultado de ello, hoy día Argentina cuenta con gratuidad en la educación pública), en Bolivia el movimiento indígena que dio la lucha del agua contó con la participación de estudiantes que apoyo las jornadas de movilización obteniendo positivos resultados en cuanto a los pedimentos que se tenían como tasas más justas y agua potable para toda la población.

En Chile la reciente lucha de pedimentos justos sobre los costos elevados de la educación universitaria y pos-gradual es el síntoma de que en América Latina o Abya Yala se están realizando diferentes esfuerzos por fortalecer al movimiento estudiantil que tiene fuertes antecedentes de unión en el año de 1968. Hay muchas tareas en las cuales el movimiento estudiantil participa de la mano con todos los movimientos sociales, reivindicando los derechos ancestrales de muchas comunidades y realizando acompañamientos desde la ciencia o desde la racionalidad a sectores que sufren de diferentes violaciones a sus derechos, como los trabajadores, obreros, campesinos, comunidades afro descendientes, indígenas, entre otros. Como dijera el historiador marxista Eric Hobsbawm, la integración de los movimientos sociales, incluido el estudiantil genera que a partir de la integración y organización se gesten proyectos que avancen en el tiempo exigiendo por ejemplo la gratuidad en la educación, no como un absurdo sino como una posibilidad que permite el enfocar la economía del país desde otros ámbitos que contemplen una verdadera independencia del país. Su importancia entonces, es la de ser el interlocutor entre movimientos sociales de diferentes poblaciones, con el gobierno de turno y voces oficiales o institucionales que requieren de su presencia e información para hacer reales las transformaciones sociales que hoy día las y los jóvenes necesitamos.

¿Cómo ha sido la evolución de la movilización estudiantil en Colombia?

Digamos que no se trata de hablar de evolución de la movilización estudiantil, se trata más bien de entender el por qué hay una necesidad de acudir al derecho a la movilización, a la protesta por causas justas, a las marchas amplias que visibilicen el grito ahogado de pedimentos que se han venido realizando hace muchos años, por diferentes miembros del movimiento estudiantil, que tiene curvas ascendentes y descendentes en el tiempo y que de acuerdo a las condiciones actuales de las políticas educativas que maneja el país, se ha llegado al acuerdo de utilizar la movilización como la herramienta estratégica más necesaria y eficaz para comunicarse con la sociedad civil, para dar a conocer al país la situación crítica que se vive en diferentes universidades públicas  privadas del país, para interlocutar con el Gobierno nacional y para determinar que la organización es la máxima fuente de autonomía del movimiento estudiantil que debe retroalimentarse de las ideas de estudiantes de secundaria, de universidades y de todo ciudadano que pueda aportar al fortalecimiento de la historia de la movilización en Colombia. Hay que reivindicar la importancia de las movilizaciones en nuestro país y que no se generen paradigmas o estigmas que se generan alrededor de las mismas, porque se dice que “se hace terrorismo o vandalismo”; cosas inaceptables para los estudiantes que vemos en la movilización el camino de apoyo fundamental que la historia nos ha brindado para hacer las exigencias más claras y precisas, los medios deberían contarle al país que en las diferentes décadas del último siglo, han sido muchas las movilizaciones estudiantiles que han hecho exigencias que hoy día siguen vigentes y que claman una verdadera responsabilidad del Estado para ser escuchadas y formuladas conjuntamente en una política pública de educación colombiana.

¿Cuáles han sido los principales movimientos estudiantiles influyentes en transformaciones sociales de diferentes países del mundo? ¿Qué transformaciones han sido provocadas por movimientos estudiantiles?

Podemos nombrar por ejemplo a la Unión Brasileña de estudiantes secundarios (UBES), el movimiento estudiantil argentino gestado entre 1955 y 1976 en la Universidad de Buenos Aires (UBA), desde el cual se logró cimentar el proceso de reforma universitaria por medio de acciones eficaces y participativas, la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH) logró ser un interlocutor activo con el gobierno, así los pedimentos no hayan sido garantizados como se exigía, la creatividad del movimiento sigue exigiendo más tareas y compromiso de parte de los  y las integrantes. Existen diferentes movimientos estudiantiles en Bolivia, fortalecidos por muchas universidades, desde los cuales se aborda uno de los pedimentos más importantes como es la investigación social que requiere la sociedad desde las ciencias sociales que existen en las universidades, de ahí que se requiera el apoyo presupuestal del gobierno para desarrollarlas, ellos han aportado muchos insumos en las últimas dos décadas a los procesos de rebelión popular desde los cuales se gestó la lucha del agua y de defensa del territorio nacional ante multinacionales como McDonalds. La  Organización socialista de estudiantes en Alemania, en 1968 fue una fuerza importante que criticaba tajantemente las formas del capital y las crisis de recesión que ha vivido la Unión Europea desde esas épocas.

Pueden mencionarse si se quiere, muchos movimientos estudiantiles en diferentes países latinoamericanos, europeos o incluso en Norteamérica, que han influido en la confección de políticas que obedezcan a las verdaderas necesidades de la gente en general,  del pueblo que constituye para el lenguaje jurídico occidental “el constituyente primario”, por lo tanto los estudiantes de diferentes países del mundo en diferentes medidas y tiempos, han reaccionado apoyando a los movimientos sociales en sus luchas y exigencias, muchas veces no se contó con la suficiente fuerza u organización, pero hoy día podemos ver como las transformaciones que se gestan en las aulas y en las calles siguen teniendo objetivos claros y contundentes al cuestionar al imperio del capital como el máximo artífice de la violencia sistemático que todas y todos vivimos en diferentes medidas.

¿Considera que el intento de reforma hizo que resucitara el movimiento estudiantil en el país?

No creo necesario hablar de resurrección, el movimiento estudiantil como dije, tiene curvas ascendentes y descendentes en el tiempo, tiene épocas fuertes y otras débiles, el diálogo sobre una reforma a la educación que resultó del diálogo de la MANE y las voces institucionales sigue vigente, los movimientos profesorales y sociales colombianos están pendientes de la formulación de la política pública de educación que requiere de ingentes esfuerzos por parte de la sociedad civil y no se satisface únicamente con giras del Ministerio de educación recogiendo la voz institucional de cada Universidad, sino que requiere de participaciones reales y materiales de las comunidades estudiantiles del país con apoyos económicos para la realización de estos diagnósticos que demuestren las necesidades reales estudiantiles y aporten al proceso de reforma que es necesario para todas y todos.

¿Cuál es la historia de la organización de los estudiantes en la Universidad Libre? ¿Quiénes la conforman? ¿Cuántos movimientos hay?

Desde una experiencia de representación estudiantil en la Seccional Bogotá, hay que mencionar como principal miembro del movimiento estudiantil unilibrista a los 12.000 aprox. Estudiantes de las 5 facultades (Filosofía, Derecho y Ciencias Sociales, Ciencias de la Educación, Ciencias Económicas Administrativas y Contables e Ingenierías) de nuestra seccional, ellos son el movimiento y son los responsables de darle mayor o menor fuerza al impacto de organizaciones que se requieran para fortalecer las luchas del movimiento a nivel nacional. La historia de movimientos estudiantiles en la Universidad esta reseñada únicamente hasta 1980 en un libro que reposa en nuestra biblioteca, y hace referencia a luchas organizadas que se gestaron en el albor de las décadas de oro de 1960 y 1970, épocas que demostraban que la Universidad Libre es fuente de organizaciones sociales fuertes que reconocen en la pluralidad de pensamiento el camino adecuado para construir universidad y sociedad. Actualmente podemos hablar del proceso interno que se vivió alrededor de la MANE y de la conformación de la Mesa Amplia de Estudiantes de la Universidad Libre (MAEUL), que integró a diferentes estudiantes de consejos estudiantiles de cada Facultad y a estudiantes que pertenecen y hacen presencia desde: el Colectivo Uriel Zapata-Asociación Colombiana de Estudiantes Universitarios (CUZ-ACEU), Actúa Libre-Organización Colombiana de Estudiantes (OCE), Grupo Benjamín Herrera (GBH), Grupo Derecho de Petición, Desatadas de la Facultad de Filosofía, Brigada SOS de la Sede Bosque Popular, Consejo Estudiantil de Ciencias de la Educación que han integrado la lucha de la Universidad en dos frentes: en acompañamiento directo a la MANE desde la MAEUL y en procesos internos de necesidades individuales propias al contexto de la Universidad Libre como tal que lleva su propia crisis institucional.

¿Cuáles han sido los alcances del movimiento en la construcción de la política pública de educación?

Pues a partir de esa comunicación con diferentes interlocutores como se ha mencionado antes, se ha tenido un alcance inicial de llegar a ese previo acuerdo de construir una política pública en conjunto con diferentes sectores de la sociedad, se dar a entender contextos de la realidad crítica económica de muchas y muchos estudiantes de todo el territorio del país, de dar a conocer violaciones a derechos humanos (dd.hh.) en el contexto de luchas sociales, alcances que siguen siendo vislumbrados en un constante proceso de reivindicación popular estudiantil.

¿Cuál es la importancia de que los estudiantes se vinculen a los movimientos estudiantiles?

Hay muchos factores que contestan a esa importante pregunta: los estudiantes tienen acceso al derecho a educarse y deben tener una libertad de educación que les permita conocer todas las tendencias en el mundo actual e histórico sobre la diversidad de temas que se pueden abordar desde cada programa de estudios, es decir desde la libertad de cátedra y enseñanza y desde la libertad de leer diferentes textos de múltiples ideologías nace la verdadera liberación de un estudiante que puede acompañar su proceso educativo con el proceso del movimiento social que se retroalimenta del pensamiento de cada estudiante, que aporta al colectivo lo que en su esfuerzo va produciendo y entendiendo. En ese sentido, el estudiante puede entender de qué se trata un movimiento estudiantil y a partir de una formación en una escuela política independiente (a la que todos las y los estudiantes indistintamente pueden acceder), decidir su participación activa o en diferentes maneras en el movimiento como tal. Además, el estudiante debe generar su propia noción sobre que pide el movimiento estudiantil colombiano y cómo lo quiere conseguir y en que otros movimientos hay que apoyarse, a partir únicamente de la experiencia que significa ser parte del proceso de aprendizaje en el movimiento y así poder interpretar lo que significan las peticiones sociales justas y no estigmatizar previamente con prejuicios a los movimientos que están hechos de pueblo y sangre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s