México: votos nulos forma de protesta 

cznbz

El 7 de junio de 2015 en México se llevaron a cabo las elecciones intermedias, proceso electoral que sucede a la mitad de las elecciones que determinaron el periodo presidencial y el de los senadores (2012-2018). Es un momento político en que se elige una nueva composición del total de los diputados federales (500) tanto de elección directa, como de 200 diputados de representación proporcional de acuerdo a la votación alcanzada por los respectivos partidos políticos.

Aunque el gobierno realizó una intensa campaña para convocar al voto y convencer a la población de que la vía electoral es la única existente para ser representado y participar democráticamente; las miles de desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales llevadas a cabo por las fuerzas policiales y el Ejército en complicidad con el crimen organizado, han creado una enorme desconfianza en los ciudadanos. Lo anterior, sumado a los múltiples casos de corrupción en los que nuestra clase política –empezando por Enrique Peña Nieto-, se han visto envueltos y han disfrutado de completa impunidad.

Como respuesta a un sistema político e institucional completamente deslegitimado, varios ciudadanos, organizaciones sociales y figuras públicas llamaron a la anulación del voto como método de protesta. En algunos estados de México, como Aguascalientes, Sinaloa, Baja California, Chihuahua o el Distrito Federal, el registro de votos nulos superó al de los sufragios de diferentes partidos políticos, alcanzando incluso a ser tercera fuerza.

A nivel nacional se registraron 1 millón 788,393 votos nulos, de acuerdo con el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), con un avance de 98.63% en el conteo. Esto representa el 4.88% de la votación total, un porcentaje superior al obtenido por el Partido Encuentro Social (3.30%), el Partido Humanista (2.14%), Nueva Alianza (3.74%) y el Partido del Trabajo (2.87%).

Si en México contáramos con una Reforma Política que realmente velara por la representatividad y enriquecimiento de los procesos democráticos, estos votos nulos serían contabilizados y podríamos establecer mecanismos para revocar elecciones en las que la mayoría de los mexicanos no se sienten representados por la oligarquía política en el poder.

Por Paulina Candia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s